Ayuntamientos 2.0
Arco de Nuestra Señora del Portal.
Ermita de Nuestra Señora del Portal, hoy día convertida en Museo del Vino.

Ermita de Nuestra Señora del Portal

Dos ermitas quedan en el pueblo de las tres que poseyó, jalonando la grandeza de la iglesia parroquial hacia espacios religiosos más pequeños y amables, repartidos en puntos vivenciales estratégicos. Uno de ellos estaba junto al portal del pueblo, llamado popularmente El Arco, donde se construyó la ermita del Nuestra Señora del Portal que está asentada a los pies de la parroquia y a más bajo nivel y el otro punto estaba junto a la Fuente, lugar donde se recogía el agua para el hogar, y lavar la ropa, estaba el abrevadero y se propiciaban el encuentro entre mozos y mozas casaderas, todo ello homejaneado en el mismo lugar por un conjunto escultórico realizado en 1.997.

La ermita del Nuestra Señora del Portal a lo largo de la historia ha experimentado numerosos avatares. Construida en 1536, se utilizó exclusivamente para el culto durante 300 años. Desde entonces su destino ha sido de los más variado. Así, fue hospital-enfermería durante la Guerra Carlista en 1836, oficina de ranchos, herrería del pueblo y teatro en 1857. En 1860 la Ermita fue rehabilitada por primera vez y recuperada para el culto. En 1949 se realizaron nuevas obras de mantenimiento hasta que en 1960 dejó de utilizarse definitivamente para la liturgia y cayó en desuso y formó parte de la parroquia como almacén de retablos, imágenes, y demás enseres de esta. Tras 40 años de abandono, Viñedos de Aldeanueva S. Coop. la restaura y convierte en el Museo del Vino de la Rioja Baja culminando un doble objetivo: conservar el patrimonio histórico artístico y potenciar el desarrollo local a partir de la promoción turística y cultural.

La ermita de Nuestra Señora de Los Remedios se sitúa en el extremo sureste del pueblo, es el cariñoso templo de la patrona. Posiblemente se construyó en fechas cercanas a la ermita del Portal, pero su especial belleza procede de la fachada barroca realizada entrado el siglo XVIII, con una gran similitud en el estilo y en el tiempo de su creación al pórtico nuevo de la iglesia, uno dedicado al patrón San Bartolomé, el otro a la patrona la Virgen de los Remedios, de esta forma ambos patrones quedaron homenajeados.

Quedan hermosas casas señoriales, selladas en sus fachadas casi todas ellas por escudos heráldicos que identifican su ancestral nobleza, y que son ejemplo y mira para nuevas construcciones en la actualidad.

Gobierno de La Rioja | Agencia del Conocimiento y la Tecnolog�a Agencia del Conocimiento y la TecnologíaGobierno de La Rioja

Gobierno de La Rioja

Valid XHTML 1.1 �CSS V�lido! TAW. Nivel A. WCAG 1.0 WAI